LA REMODELACION DE AV. SAN MARTIN MOVILIZA INVERSIONES EN LOS SECTORES RENOVADOS

En paralelo con la obra pública que está transformando la principal arteria del sur rosarino comienzan a tomar forma diversos emprendimientos inmobiliarios que suman inversión y empleo.

 
Compatir en

Lo más leído:

 

En sintonía con la remodelación de la avenida San Martín se comenzaron a movilizar recursos del sector privado en los tramos alcanzados por esta significativa obra para la zona sur: esto pudo verificarse en los últimos meses, con la concreción de proyectos inmobiliarios que acompañan una obra pública transformadora de la principal arteria del distrito.

Al menos son cinco los proyectos inmobiliarios que comenzaron a tomar forma: algunos están en el tramo comprendido de bulevar Seguí a Batlle y Ordóñez (donde actualmente se están ejecutando tareas de pavimentación y nivelación de calzada, entre otros trabajos) y otros en el que va desde Seguí a 27 de Febrero (intervenido integralmente en el año 2011).

“La remodelación de esta avenida forma parte de un plan de obra pública sin precedentes”, remarcó la intendenta Mónica Fein y prosiguió: “Rosario y Santa Fe han sostenido y aumentado la obra pública porque significa integración urbana, puestos de trabajo y calidad de vida para nuestros vecinos”.

“Esta obra forma parte del Acuerdo por Rosario, con una gran inversión y un fuerte compromiso que hemos asumido junto al gobierno provincial para mejorar la conectividad, el acceso a la ciudad y la seguridad de este sector”, siguio la titular del Ejecutivo.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Empresas Inmobiliarias de Rosario (Cadeiros) José Ellena valoró positivamente que las obras "levanten la zona y seduzcan a los privados para que desarrollen proyectos".

Los trabajos que por estos días avanzan a paso firme demandan una inversión del Estado de 200 millones de pesos, que la Provincia aporta en el marco del Acuerdo por Rosario.

Entre bulevar Seguí y Batlle y Ordóñez, además de mejorar las calzadas, se propone una renovación integral de veredas, iluminación y mobiliario urbano.

En este tramo hoy están en construcción tres proyectos: dos destinados al uso comercial (en las intersecciones de Uriburu y Mister Ross) y uno donde habrá viviendas en propiedad horizontal (en la esquina con Ameghino).

En tanto, en los más de 1.300 metros que se extienden desde Seguí a 27 de Febrero están en marcha otros dos emprendimientos inmobiliarios, sobre las ochavas de Amenabar y Deán Funes. Este sector fue objeto de una ambiciosa obra en el año 2011, que dejó nuevas las calzadas y veredas, entre otras transformaciones.

"Cuando el Estado está presente e invierte en los barrios no solamente transforma la ciudad y los entornos, sino también abre nuevas posibilidades para que desde el sector privado se realicen inversiones que implican trabajo y mano de obra local", reflexionó Fein y lo consideró “muy necesario en la definición de las políticas públicas de todos los gobiernos”.

En cuanto a las mejoras en el distrito, la mandataria aseguró que “el Sur seguirá siendo una zona de nuevos proyectos y obras estratégicas, que mejoren y jerarquicen este populoso sector de la ciudad” y recordó que el pedido de endeudamiento solicitado al Concejo Municipal “va en este sentido, con el proyecto del Saladillo, un barrio que debemos poner en valor”.

"Es un círculo virtuoso, porque por un lado viene bien a la inversión privada, pero también genera un mejoramiento para todo lo que está alrededor, tanto en nuevos desarrollos como en cosas que ya están establecidas y tienden a mejorar", indicó por su parte Ellena.

Por último, desde el municipio recordaron la importancia estratégica de la avenida San Martín como traza que conecta la zona céntrica con el sur de la ciudad. Además, en la zona se emplaza uno de los centros comerciales a cielo abierto más grandes y concurridos de Rosario.

 

La obra

A la par de mejorar las calzadas y de manera análoga a otras grandes intervenciones viales ya ejecutadas, el proyecto propone la renovación integral de veredas, iluminación y mobiliario urbano del destacado corredor centro-sur.

Para el tramo Arijón-Batlle y Ordóñez, la longitud total de la traza a intervenir comprende 700 metros lineales, y el proyecto establece calzadas de 8,60 metros de ancho, canteros centrales de 3,70 metros, reemplazo de sumideros, ejecución de rampas de acceso, semaforización y renovación del alumbrado.

En tanto, el que va desde bulevar Seguí a Arijón involucra una extensión de 2.700 metros lineales, con calzadas de 10 metros de ancho, canteros centrales de 1 metro, reemplazo de sumideros, rampas de acceso, semaforización y renovación del alumbrado. En este sector se incluyen cliclovías.

Desde el punto de vista vial la intervención proyectada contempla completar las cunetas laterales de hormigón, la reconstrucción de las boquillas de las calles transversales y la repavimentación total de la calzada con concreto asfáltico modificado con polímeros, previo bacheo de las áreas en mal estado.

En materia hidráulica, el aspecto principal es el reemplazo de sumideros existentes por unidades de diseño nuevo, reconstruyendo además sus conexiones con las cámaras existentes.